¿Check-in anticipado?

Como anfitrión seguramente has lidiado alguna vez con una solicitud de registro de entrada antes de la habitual hora. Y es que, la mayoría de los huéspedes eligen llegar a su destino temprano para aprovechar al máximo su día. Solo quieren registrarse en su alojamiento para guardar su equipaje y refrescarse.

Si bien es una solicitud razonable, existe la posibilidad de que se conceda o no. Lógicamente, el anfitrión necesita tiempo para limpiar y reabastecer el alquiler antes de la llegada del huésped.

Por esta razón, te compartimos algunas formas de lidiar con estas solicitudes sin dejar de ser un anfitrión complaciente.


1. Envía un email con la hora de check-in: algunos invitados llegan temprano debido a un malentendido. Para evitar estas situaciones, envía un correo electrónico previo a la llegada o un mensaje de texto con la hora de check-in. Si no hay reservas el día anterior, también puedes darles la opción de temprano en ese correo electrónico.

 

2. Ofrece la opción con un costo adicional: incluye esta opción en la reserva. Esto te ayudará a prepararte para su llegada en y te permitirá ganar algo de dinero extra. La mayoría de los huéspedes están dispuestos a pagar más para poder llegar a sus habitaciones después de un viaje agotador.

Ten en cuenta que esta opción solo debes darla, cuando estés seguro de que puedes lograr tener la casa lista antes de la llegada del huésped. Si tienes reservas el día anterior o salida en ese mismo día por la mañana será muy difícil cumplir esta promesa y podrías quedar muy mal.

3. Se flexible: puedes permitir el check-in anticipado si ningún huésped se quedó la noche anterior. En esta ocasión no debes cobrar ningún extra, eso te hará ver como un anfitrión complaciente y garantizará mejores calificaciones de tus invitados.

Si los huéspedes realizan una solicitud de check-in anticipado en el
momento de la reserva, puedes responder con el siguiente mensaje.

“Early check-in y late check-out son gratuitos si no hay check-in o
check-out en sus fechas. Por favor, consulta conmigo el día antes de tu estancia si estás interesado. Si tu viaje depende de entradas o salidas tempranas, te sugiero que reserves esa noche para asegurar disponibilidad”. 

4. Explique la razón del por qué no puede aceptar estas solicitudes: cuando recibes una solicitud de check-in anticipado con poco la noche de antes, es difícil acceder a esta solicitud. Por ello, debes explicar al huésped que debe preparar la habitación después de la salida de los huéspedes anteriores. 

¿Qué decirles? 

Simplemente puedes escribir: “Entiendo su solicitud de check-in anticipado, pero no pudimos hacer los arreglos necesarios porque no se nos informó antes. Un huésped que reside en las instalaciones está programado para salir a las (hora). Necesitamos limpiar y preparar la casa para usted después del check-out. Intentaré acelerar el proceso y preparar la casa para ti lo antes posible”.


5. Ofrece alternativas: podrás ser un anfitrión complaciente sin tener que hacer un check-in temprano. La mayoría de los huéspedes solo quieren llegar antes para guardar su equipaje y refrescarse antes de comenzar el día. Puedes tener un armario seguro o una habitación preparada para tales circunstancias. Puedes quedarte con su equipaje hasta el check-in y, si es posible, refrescarse un poco.


Además, puedes ofrecer una lista de actividades, sitios o cafeterías que puedan visitar hasta la hora de llegada. Puedes decirles: “Lo sentimos, no podemos aceptar su solicitud de check-in anticipado con la forma en que operamos. Pero podemos proporcionarle un lugar para guardar su equipaje y refrescarse. Además, aquí hay algunas actividades divertidas que puede probar mientras tanto hasta que su habitación esté disponible para el check-in”.

La mayoría de los huéspedes entenderán e incluso apreciarán el gesto por hacer un esfuerzo adicional para garantizar su comodidad.

 

6. Se claro: si está estrictamente en contra de las entradas tempranas o las salidas tardías, debe mencionarlo en las reglas o descripciones de su casa. 

La industria del alquiler vacacional se está inclinando cada vez más hacia los horarios flexibles. Lo que resulta beneficioso tanto para los huéspedes como para los propietarios del sector turístico. 

Esta tendencia, le proporciona a los viajeros mayor libertad y control sobre su estadía. Por su parte, los propietarios tienen la oportunidad de monetizar al ofrecer horas extra en su alojamiento por una tarifa adicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
×